¿Qué es el Chi Kung?

Chi Kung

¿Qué es el Chi Kung?
El Chi kung es una gimnasia energética procedente de China que se utiliza para potenciar la salud. Cuando nos referimos a “Chi”, nos referimos a la energía. Cuando lo hacemos de “Kung”, estamos nombrando el camino de la práctica y la constancia, que nos llevará a obtener los resultados esperados.
El Chi Kung es el arte de mover la energía corporal interna, a través de la práctica de ejercicios físicos acompañados con una intención o conciencia terapéutica.

Orígenes del Chi Kung
El origen de este arte oriental se remonta a 3000 años A.C, en la antigua China, donde como en otras culturas, empiezan a surgir y a idearse nuevas técnicas corporales especiales con la finalidad de potenciar las capacidades del ser humano. Dado que en aquella época el hombre vivía en un entorno básicamente natural, rodeado de animales y de los elementos de la tierra, este empieza a estudiarlos para aprender de ellos y comienza a imitar sus cualidades, sobretodo en lo que referido a los animales. El hecho de observar como cazaba un tigre era una lección de agilidad, fuerza y destreza digna de admirar, por lo que se inicia la práctica de ejercicios basados en repetir dichos movimientos con una intención concreta. Adquirir laagilidad, fuerza y destreza del tigre.
A medida que pasa el tiempo, gracias a la ayuda de filósofos, estudiosos, emperadores, maestros, científicos, médicos taoistas, el Chi kung va desarrollándose y perfeccionándose. De esta manera, aparece el estudio concreto de cada parte del cuerpo humano y de sus componentes energéticos; la acupuntura, la medicina tradicional china, los principios Yin/Yang, etc… Creándose a través del paso de los siglos, todo un conocimiento alrededor del hombre como un miembro más del entorno que le rodea. El hombre entre el cielo y la tierra y en interacción con ambos.

Siglo XX
Durante la República Popular China, se hacen grandes esfuerzos por potenciar e investigar acerca del Chi kung, con la intención de modernizar los ejercicios para su posterior utilización en la mejora de la salud de los chinos.
En 1955 el ministerio de Salud Chino, reconoció oficialmente el interés terapéutico de la práctica y lo recomendó a nivel de toda la República Popular. Tras la revolución cultural China entre 1966 y 1977, se prohibió su enseñanza y los templos permanecieron cerrados. Es a finales de los años 70, cuando se autoriza nuevamente la investigación del Chi kung. El gobierno publica tablas de auto masajes para niños, ancianos y trabajadores de las fábricas, fortaleciéndose la práctica y transformándose en un instrumento para facilitar y favorecer la salud de la población.
A partir de los años 80, se abren muchos institutos de investigación y difusión, celebrándose congresos internacionales. El Chi kung se presenta al mundo como una de las joyas de la nueva China.

Llegado a este punto, llega a los paises occidentales y se extiende rápidamente publicándose gran cantidad de libros y teniendo legiones de seguidores en muchos países. Aparecen las primeras formaciones y gran cantidad de seminarios.
El Chi kung en las últimas décadas ha sido motivo de investigación y de práctica, desbancando incluso al taichi en algunos países.

Dado el ritmo de vida existente en occidente y el gran elevado nivel de estrés y competitividad en el que vivimos, nos encontramos en una sociedad en donde los valores que predominan provienen de lo externo, de los bienes materiales y de las apariencias, lo que nos aleja totalmente de nuestra verdadera naturaleza esencial y nos proporciona un sentimiento en ocasiones de vacío existencial y de soledad, además de ocasionarnos tensiones, bloqueos corporales y dolores crónicos difíciles de paliar sin tratamientos.
A través del Chi kung aprendemos a vivir despertando la conciencia interior y a relacionarnos con nuestro propio cuerpo de una manera saludable, armónica y sencilla. Es una herramienta para desbloquearnos, relajarnos, despertar la sensibilidad y sanar los aspectos corporales y emocionales que permanecen obstruidos, facilitando de esta manera el crecimiento interno, el energético y el despertar de la conciencia que nos lleva a un fluir más cercano con nuestras necesidades reales.

Objetivos del Chi Kung
El objetivo más importante del Chi kung, es facilitar herramientas para la sanación de las personas en sus diferentes aspectos físicos, energéticos, emocionales y psicológicos.
Todo dolor físico que aparece en nuestro cuerpo, es consecuencia de que la energía interna presenta obstrucciones o permanece estancada. Mediante el Chi kung trabajamos para desbloquear el organismo y armonizarlo.

Los objetivos que persigue son los siguientes: Facilita la relajación, revisa nuestros pensamientos y el estado de ánimo, fortalece el sistema inmunitario, favorece la circulación de la sangre y la capacidad de regeneración celular, reduce la tensión arterial, mejora la función cardiaca, potencia la fijación del calcio en los huesos y la circulación capilar, Retrasa el envejecimiento celular, Mejora la función motriz de huesos, músculos, tendones y sistema nervioso, tiene una influencia positiva en el tratamiento de la depresión, es eficaz ante enfermedades psíquicas o psicosomáticas derivadas del estrés, facilita el desarrollo de la conciencia corporal, perceptiva y sensitiva, facilita el trabajo con los órganos internos y mejora la capacidad de observación de las tensiones corporales.

Metodoligía
La puesta en práctica del Chi kung se realiza a través de ejercicios físicos-corporales y energéticos, donde se trabaja la facilitación del desbloqueo corporal y la fluidez energética de la persona. Para ello podríamos diferenciar dos tipos de ejercicios:
Los destinados a trabajar el cuerpo que son de gran ayuda para favorecer la apertura corporal y fortalecer el tono muscular. A través de estiramientos y movimientos de articulaciones.
Los destinados a captar la energía. Este tipo de ejercicios están enfocados a desarrollar la percepción de la energía y su circulación a través del cuerpo. Se trata de ejercicios más sutiles y relajados con un componente de meditación que favorece la capacidad de atención y de escucha interna.
Durante las clases se pueden mezclar los dos tipos de ejercicios, ya que en ocasiones las clases son variadas y se ofrecen en función del alumnado asistente y sus necesidades.

¿Quién puede practicar Chi Kung?
Supráctica está abierta a cualquier tipo de persona, ya que la variedad de ejercicios es tan grande que no presenta limitaciones. Personas jóvenes, adultos y mayores, están totalmente preparadas y capacitadas para realizarlo. El Chi kung es salud y es muy amoldable y flexible a las necesidades de sus practicantes.

La práctica
Es aconsejable realizar Chi kung de dos a tres veces por semana, ya que de este modo los resultados serán más rápidos y efectivos.
No se necesita haber tomado antes ningún tipo de clase ni haberse informado sobre este arte y sus beneficios, ya que con solo una clase, el alumno comprende y nota los beneficiosos resultados. El Chi kung es sencillo, efectivo y potente, sintiendo el alumno con un breve tiempo de práctica, el poder transformador de este arte.
Una de las maravillosas ventajas, es que los movimientos que se realizan son guiados por el profesor, siendo en su mayoría sencillos y fáciles de realizar, lo que permite que los practicantes se relajen y no se sientan frustrados por no saber trabajar los ejercicios.
El Chi kung es energía, es vida, es salud y es un arte que nos ayuda y nos acompaña para mejorar nuestra vida y nuestras capacidades emocionales, psicológicas, físicas y sociales a través de su práctica.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*