¿Diarrea?… Pongámosle remedio con 10 alimentos

Diarrea

Bebidas: limonada alcalina
Generalmente, al principio de una diarrea no se toleran bien los alimentos sólidos. En esos primeros momentos, es aconsejable la ingestión de líquidos. Pero no cualquiera, evidentemente un «gin tonic» no será lo más adecuado. Agua, suero oral o también una solución hidratante casera llamada limonada alcalina son las soluciones más apropiadas. Su preparación es muy simple: Unir el zumo de dos o tres limones a un litro de agua, una cucharilla de azúcar, una pizca de sal y otra de bicarbonato. También pueden tomarse bebidas isotónicas. Pero hay que tener en cuenta que excesivos minerales pueden agravar el problema en lugar de solucionarlo.

Desayunar con una infusión o té
Si nuestro desayuno es el típico café con leche, estos días lo podemos sustituir por una infusión de manzanilla o té de menta. Ambas alternativas ayudan a aliviar el dolor y los calambres intestinales y disminuyen la frecuencia de las deposiciones, por sus propiedades astringentes. El té de cáscara de naranja es otra solución efectiva para controlar los síntomas de la diarrea.

Pan con membrillo, a media mañana
Un típico tentempié de media mañana puede hacerse con una rebanada de pan blanco, mejor tostado. Pero nunca integral. Junto al pan podemos colocar un trozo de membrillo, su contenido en fibra (pectina y mucílagos) y taninos le dan su propiedad astringente por excelencia.

Probióticos para reponer la flora intestinal
Durante las diarreas y debido al torrente de agua que se mueve hacia la parte final del intestino, buena parte de la flora que habita en el colon desaparece al ser arrastrada por la diarrea. Para reponer esta flora que perdemos, es aconsejable tomar yogures. Otra opción para restablecer la flora intestinal es tomar kéfir.

El pollo como fuente de proteínas
A medida que vayamos notando una ligera mejoría, además de carbohidratos, se puede ir añadiendo al menú alimentos con proteínas. Epecialmente, las que contienen las carnes magras como el pollo o el pavo. Una pechuga de pollo a la plancha o cocida con un chorrito de limón es un plato perfecto a cualquier hora.

Arroz blanco como fuente de hidratos
Los carbohidratos se deben introducir cuando ya se toleran bien los líquidos. A partir de aquí, ya podemos incluir alimentos que tengan que masticarse. El arroz blanco hervido es un paso adelante para la recuperación.

De momento, nada de pescado azul
Para poder cortar la diarrea hay que eliminar la grasa de la dieta, ya que, se trata de facilitar la absorción de nutrientes a nuestro intestino. Por lo tanto hay que evitar los tipos de pescados más grasos como el atún o las sardinas y en todo caso sustituirlos por la merluza o el bacalao. En ambos casos, cocinados la plancha, se pueden acompañar de unas patatas cocidas o un puré de zanahoria.

Para guarnición algo tan simple como patatas cocidas
Necesitamos la energía de los hidratos de carbono que contienen las patatas, pero a la vez tenemos que facilitar la digestión a nuestro organismo. Por lo tanto, la cocción es la solución. Por si no ha quedado claro: Nada de patatas fritas.

Para merendar: un manzana cocinada o un plátano
La manzana es una de las frutas más aconsejables para cortar la diarrea, ya que cuenta con propiedades astringentes que ayudarán a devolver al organismo el tránsito intestinal normal. La mejor forma de comerla es rayada y sin piel para evitar la fibra, y por supuesto, asada o cocida.El plátano también esuna buena alternativa ya que es rico en pectina, sustancia que ayuda a cortar la diarrea.

En la cena: Sopa de fideos
También podemos introducir los hidratos de carbono en la dieta astringente con una simple sopa de fideos.Extra: Es importante que los alimentos esten ni muy fríos ni muy calientes para no acelerar el tránsito intestinal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*