Como solucionar los celos del perro ante la llegada de un recien nacido

Perro y bebé

Los perros son las mascotas más sociales y sociables que existen, y al igual que los humanos crean un vínculo de unión con los animales o humanos con los que conveven. Coinciden con los humanos en que tienen una hormona llamada oxitocina, esto hace que tengan reacciones similares a nosotros como los celos y la envidia.
Es frecuente que los perros que se sientan amenazados ante la llegada de otro animal o un nuevo miembro humano de la familia, a veces incluyo umna visita que solo esté en la casa un corto periodo de tiempo, lo identifican como una amenaza y muestran algunos signos de celos bastante evidentes, es importante saber identificar e intentar evitar estos síntomas.

El tema se convierte en un problema cuando una pareja con perro decide tener un hijo. Hay que tener claro que el perro es un miembro más de la familia y que no debe notar que la llegada de un nuevo miembro a la familia hará disminuir las atenciones que ahora recibe de sus dueños. Por ello también hay que preparar al perro para la llegada del niño.

¿Cómo preparar al perro para la llegada de un pequeño?
Los perros están muy acostumbrados a ocupar su espacio y su tiempo dentro de un hogar, y no les resulta fácil entender que la llegada de un pequeño va a cambiar el estatus de la casa y la familia, por eso lo primero que hay que hacer es demostrar siempre el mismo nivel de afecto que tienes hacia él y seguir premiándolo con regalos como siempre.
Desde el momento en que se empieza a notar el embarazo, es aconsejable dejar al perro que se acerque a la barriga. Los perros son unos animales muy inteligentes y con un instinto muy desarrollado, por lo que sabrá que algo está ocurriendo ahí dentro, sobre todo cuando el niño comience a moverse. Dificilmente el perro podrá hacer daño a la barriga, pero mostrará interés y curiosidad por lo nuevo que está por llegar.

Antes de la llegada del niño, el perro ha de familiarizarse con los cambios que se van a producir en la casa. Durante los días que la madre esté en el hospital y el niño ya haya nacido, es aconsejable llevar a casa prendas de ropa que ya tengan el olor del recién nacido, para que cuando llegue a casa ya ese olor le resulte familiar y no le gruña como a un extraño, ya que el olor de un recién nacido es muy característico y perceptible para el olfato del perro.
El momento de la llegada del pequeño a casa es crucial. Si cuando llegamos a casa no dejamos que el animal se acerque, el perro asociará al bebé como algo negativo para él.

El primer contacto niño – perro es importante. Hay que dejar que el perro se acerque y lo olfatee. Así lo relacionará con el olor que ya conoce de las prendas que le hemos dado a oler días atrás. De esta forma lo identificará como algo ya conocido. Es importante que se relacionen, pero con la supervisión de un adulto. Puede darse el caso de que el pequeño pueda tener un gesto brusco con el animal y que eso lo interprete como una amenaza e intente defenderse.

Como identificar los signos de celos en los perros
Puede ser que a pesar de todo, el perro tenga celos del pequeño, esto lo notaremos si los ladridos son excesivos, sobre todo cuando el dueño se acerca al pequeño o lo tiene en brazos, irritabilidad, unido a la falta de hambre, se orina en casa, cuando está acostumbrado a hacerlo fuera. Esto puede tener dos razones, llamar la atención de su dueño o marcar territorio, agresividad, pudiendo incluso llegar a romper cosas en casa.
En casosextremos se hará necesaria la intervención de un adistrador especializado, pero generalmente si le continuamos dando la misma atención a la que estaba acostumbrado, no tiene que haber problemas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*