Alimentos de otoño

Se terminó el verano y llegan los días más cortos, con menos luz, el frío y lluvia… Que le vamos ha hacer, llegó el otoño.

Pero no todo tiene que ser negativo, esta estación se caracteriza por poner a nuestro alcance alimentos que son auténticas maravillas nutricionales. Después de los colores y sabores de las frutas y hortalizas del verano, el otoño también nos trae ricos alimentos, vamos con cinco de ellos a cual más imprescindibles.

1. Las setas
No solo son un alimento, sino que nos anima a salir a bosque a disfrutar de la búsqueda, claro que para eso hay que conocerlas bien, no vaya a ser que nos comamos algo que nos traiga algún problema. Si no las conocemos bien o vamos con alguien que las conozca, mejor acudir a nuestra tienda de confianza.
Las setas las podemos cocinar a la plancha, salteadas, guisadas, en revueltos o risottos…

2. Las coles
Si, tienen mala prensa por el fuerte olor que desprenden en la cocción o por generar flatulencias en la digestión, pero son unas verduras especialmente ricas, que aportan a nuestra dieta muchos beneficios nutricionales y gastronómicos. Repollo, coliflor, coles de Bruselas, berza o nabos… cualquiera de ellas es una buena opción: no hay excusas para no beneficiarse de ellas. Los problemas se solucionan con una ventana abierta.

3. Las legumbres
Lentejas, garbanzos, alubias, guisantes… las legumbres no son exclusivas del otoño, están todo el año, pero se adaptan perfectamente a esta temporada en la que el frío nos invita a consumir platos calientes de cuchara. Con ellas podemos hacer los mejores guisos. Y recuerda que por sí solas no engordan, otra cosa es con que acompañemos a las legumbres en el guiso.

4. Los cítricos
Mandarinas, naranja, pomelo… , productos de aquí, son frutas ricas sobre todo en vitamina C. Con sólo una naranja se pueden cubrir las necesidades diarias de esta vitamina antioxidante, y además, aportan mucha fibra. Aunque en contra de lo que se dice comunmente, no bastará para librarse de algún catarro. Que no falte una naranja cada día.

5. Los frutos secos
Nutritivos y energéticos como pocos, un concentrado de proteínas, grasas, vitaminas, minerales y fibra. Dorman parte de la dieta mediterránea, pero no hay que pasarse ya que son una fuente importante de calorias.

Con semejantes alimentos, vamos a querer que no se acabe el verano.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*